10 consejos para viajar a un país en desarrollo

[ad_1]

He tenido la suerte de experimentar una muestra representativa decente del mundo, ricos y pobres, y todos los encantos que tiene para ofrecer.

Desde las inmaculadas calles de Berlín hasta las polvorientas carreteras de Delhi, desde el metro mecánico en Austria hasta la destartalada red de dalla-dallas en Tanzania a toda velocidad a toda velocidad, y desde el lujo de cinco estrellas en las Maldivas hasta un camboyano infestado de cucarachas. dormitorio Рtodos tienen su encanto y si soy honesto.

He disfrutado m√°s mis viajes por estos √ļltimos destinos que por los primeros. Viajar por un pa√≠s en desarrollo puede ser deslumbrante pero aterrador, asombroso pero prosaico, tierno pero desgarrador, emocionante y frustrante.

Para los europeos occidentales como yo, no hay forma de escapar de que viajar por un país en desarrollo es diferente a lo que estás acostumbrado.

Debo tratar de evitar generalizaciones, pero es menos probable que encuentre horarios de relojería, agua corriente limpia, electricidad confiable, cajeros automáticos, 4G o banda ancha inalámbrica, servicios de ambulancia, capuchinos, escaleras mecánicas, autobuses nocturnos; la lista podría continuar.

Viajar en un pa√≠s en desarrollo puede ser dif√≠cil, pero como dice Kia en su √ļltimo art√≠culo, tambi√©n ofrece inmensas recompensas. Este es mi consejo sobre c√≥mo viajar de manera segura y sensible a trav√©s de un destino en desarrollo.

1. Lleve peque√Īos cambios y moneda local

Ya sea para propinas, baksheesh o donaciones, nunca puede tener suficientes cambios peque√Īos en la moneda local. En algunos pa√≠ses, como Egipto, es pr√°cticamente parte de la psique nacional. Las tarjetas de cr√©dito no suelen aceptarse en establecimientos m√°s peque√Īos y, desde luego, no lo hacen los porteros de los hoteles ni el personal de los restaurantes.

2. Mantente alerta

Un occidental “rico” se destacar√° en Nairobi m√°s que en Northampton. Estuve en la capital de Kenia hace un par de a√Īos y comenc√© a hablar con un lugare√Īo en la calle. Pens√© que solo era curioso y amigable, pero despu√©s de unos minutos me di cuenta de que segu√≠a mirando por encima del hombro a alguien o algo m√°s.

No estaba seguro, as√≠ que apret√© las correas de mi mochila y me apoy√© contra una pared para que no estuviera expuesta. En cuesti√≥n de segundos cort√≥ la conversaci√≥n a mitad de la frase y se march√≥. Sea consciente de estas se√Īales no verbales.

3.… Pero mantén la mente abierta

Mi amigo me dijo despu√©s de visitar la India por primera vez: ‚ÄúPete, me golpe√≥ como una pared. Nunca hab√≠a esperado eso “. Unas cuantas respiraciones m√°s tarde, me dijo que estaba ansioso por volver. No esperaba el nivel de pobreza que hab√≠a encontrado, pero tampoco esperaba disfrutar tanto del viaje.

Mi punto es que es casi seguro que se sorprenderá por algunas de las cosas que verá, ya sea la pobreza o cualquier otra cosa, pero de la misma manera, es casi seguro que se sorprenderá alegremente con algo maravilloso y elegante también.

4. Sea compasivo

Recuerda dónde estás y que eres un invitado. Trate de olvidar sus problemas del primer mundo y recuerde que lo que cuenta es la experiencia y las personas. El solo hecho de que estés de vacaciones allí significa que tu vida es incomparable con la de los que te rodean.

Todav√≠a, hasta el d√≠a de hoy, me arrepiento de criticar a un conductor de tuk tuk local en Jaipur, India, en 2008. Estaba cansado y hab√≠a estado viajando todo el d√≠a en un autob√ļs lleno de baches y solo quer√≠a llegar a mi hotel. No estaba de humor para regatear y perd√≠ la paciencia con el hombre.

En realidad, la cantidad por la que est√°bamos regateando era una peque√Īa diferencia para m√≠, pero, para √©l, posiblemente era una comida para su familia.

5. Camina

Los autobuses y trenes no funcionar√°n a tiempo, si es que lo hacen. Del mismo modo, es posible que no haya un sistema de metro o tranv√≠a que lo lleve por la ciudad. ¬ŅSabes que? Eso est√° bien. Caminar.

Verás más, conocerás a más personas y probablemente conocerás mejor una cultura a pie que en un sistema subterráneo antisocial donde las personas ni siquiera hacen contacto visual y mucho menos se hablan entre sí. Solo date suficiente tiempo para moverte.

6. HABLAR

Creo que es justo decir que la gente de los países en desarrollo está menos acostumbrada a los visitantes. Con esto viene un cierto nivel de sospecha o cautela. La mejor manera de sofocar tal sospecha es hablar.

Pregunte a los lugare√Īos sobre sus familias y vidas; cu√©nteles sobre su familia y su vida. No importa en qu√© parte del mundo se encuentre, la gente generalmente tiene los mismos deseos y necesidades. Tu y ellos nunca ese diferente.

7. Esté preparado para sobornar

En Marruecos en 2009, estaba conduciendo hacia un peque√Īo pueblo a primera hora de la tarde. Cuando entr√© al pueblo, un polic√≠a local me llam√≥ a un lado de la carretera. Sal√≠ de mi auto de alquiler cuando √©l se acerc√≥ a m√≠ y sac√≥ lo que parec√≠a una calculadora de su bolsillo, marcando dos n√ļmeros antes de sostenerlo para que yo lo viera.

‚ÄúConduces demasiado r√°pido. ¬°Cincuenta dirhams, se√Īor!

Mir√© la calculadora, dec√≠a ’88’.

Ochenta y ocho qu√© No lo s√©, pero al mirar el auto que conduc√≠a, no estoy seguro de que fuera capaz de alcanzar 88 millas, o incluso kil√≥metros, por hora. Pens√© en protestar, pero 50 dirham val√≠an menos de tres libras. Pagu√© y luego recib√≠ algunos consejos √ļtiles sobre los hoteles de la ciudad. Incluso me llev√≥ hasta all√≠ mientras yo lo segu√≠a a una velocidad segura y constante.

8. No les pongas una c√°mara en la cara

Todos queremos documentar los viajes que realizamos. Queremos mirar atrás y recordar a la gente, los lugares y los paisajes que hemos visto, pero mostramos consideración y pensamos detenidamente en lo que estás haciendo. Sea considerado con las sensibilidades y restricciones culturales.

Piense en cómo se sentiría si los turistas le pusieran una cámara en la cara mientras estaba fuera y en cómo continuar con su vida diaria. Siempre pregunte si puede tomar una fotografía de alguien o algo. La mayoría de las veces obtendrá la respuesta que desea.

9. NO D√Č DINERO A NI√ĎOS O MADRES CON NI√ĎOS

Es desgarrador, absolutamente desgarrador cuando un ni√Īo joven claramente desnutrido se acerca a ti con una mano polvorienta extendida. Sin embargo, la mayor√≠a de las gu√≠as de viaje y las organizaciones internacionales desaconsejan dar dinero a los ni√Īos o madres con ni√Īos, ya que a menudo perpet√ļa el problema.

Si desea ayudar, casi siempre hay organizaciones benéficas y organizaciones locales que aceptan donaciones, asegurándose de que el dinero que dé se destina a quienes más lo necesitan.

10. NO DESCUENTO DE LO B√ĀSICO

La fiebre amarilla, la malaria, la poliomielitis, la hepatitis y la fiebre tifoidea son amenazas reales y deben tomarse en serio. Visite su consultorio entre 4 y 8 semanas antes de la salida para asegurarse de tener suficiente tiempo para recibir los golpes que necesita.

Consulte el sitio web de FCO para obtener información sobre visas y cualquier advertencia sobre su destino (aunque tenga en cuenta que pueden ser demasiado cautelosos). Beba agua embotellada y solo coma frutas que se puedan pelar.

Adem√°s, ¬°aseg√ļrese de obtener un seguro de viaje! Kia (y mi madre) me han reprendido en el pasado por no contratar un seguro de viaje en el extranjero. Tradicionalmente, he sido esc√©ptico con los seguros en general.

Sin embargo, en retrospectiva, he sido una tonta. Ha habido muchas ocasiones en las que las cosas podr√≠an haber salido mal y me habr√≠a metido en un verdadero problema. De ahora en adelante, particularmente con nuestro pr√≥ximo viaje, contratar√© alg√ļn tipo de seguro.

En todo caso, ofrece un cierto nivel de tranquilidad, ¬°al menos para Kia y mi madre!


Imagen principal: Atlas y botas

[ad_2]

Deja un comentario