Saltar al contenido

Cómo mantener el sentido del humor al viajar

noviembre 10, 2020

[ad_1]

Mantener su sentido del humor asegurará que permanezca tranquilo y respetuoso, y ayudará a que su viaje sea tan increíble como esperaba.

A veces, no a menudo, pero a veces, viajar resulta mejor en teoría que en la práctica.

Esto podr√≠a ser cuando llegas a tu habitaci√≥n barata en un albergue en Delhi y encuentras langostinos podridos en la ducha, o cuando un tipo cualquiera en Nairobi intenta distraerte descaradamente para que su amigo pueda meterse en tu bolso, o cuando el autob√ļs est√° destinado a recoger te levantas tres horas tarde dej√°ndote solo en una carretera de Camboya a las tres de la ma√Īana.

En esos momentos oscuros, es fácil sucumbir a la ira o la frustración, pero es importante resistir. Mantener su sentido del humor asegurará que permanezca tranquilo y respetuoso, y ayudará a que su viaje sea tan asombroso como esperaba.

Para ayudarlo, le pedimos a Peter, nuestro adicto a los viajes residente, sus mejores consejos para mantener el sentido del humor en la carretera.

1. Espere que sus planes salgan mal

Hay un dicho que incluso el ateo en m√≠ aprecia: ‚ÄúLos hombres planean. Dios se r√≠e “. Esto es m√°s cierto que nunca en la carretera. Incluso la planificaci√≥n de precisi√≥n militar puede verse frustrada por un accidente o evento inesperado.

Quiz√°s Macchu Picchu estar√° cerrado durante los 10 d√≠as que est√°s en Per√ļ, o quiz√°s el Cristo Redentor estar√° cubierto de andamios. A veces, es solo la ley del c√©sped y no hay nada que puedas hacer al respecto. Si espera lo inesperado, se sentir√° menos decepcionado cuando suceda.

Esto no quiere decir que no deba planificar en absoluto o tomar precauciones; siempre le aconsejo que contrate un seguro médico, reciba sus jabs, vigile su agua y mantenga fotocopias en línea de toda la documentación esencial, pero esté preparado para ello. todo para ir boca arriba.

2. Acepta que los lugare√Īos intentar√°n ganar dinero contigo

En varias ocasiones me he sentido extremadamente frustrado con los lugare√Īos. En Marrakech y Delhi, en particular, me trataron como un signo de d√≥lar puro. La gente estaba constantemente agresiva, constantemente gritando, constantemente tratando de venderme o desplumarme.

Lo encontré profundamente irritante pero, dando un paso atrás, me doy cuenta de que es bastante valioso pensar en uno mismo como un conducto para el intercambio cultural. La mayoría de las veces, eres solo un turista que recorre su país.

Para usted, podría ser un viaje que le cambiará la vida; para ellos, es solo otro día de trabajo. Acepte que están tratando de ganarse la vida y que usted es una lucrativa fuente de ingresos.

3. Reduzca las restricciones dietéticas

Mi novia y yo estuvimos recientemente en el desierto noruego en una peque√Īa caba√Īa alquilada a trav√©s de Airbnb. Nuestra encantadora anfitriona se hab√≠a esforzado en prepararnos un poco de pollo al curry tailand√©s casero para darnos la bienvenida a su casa.

¬ŅEl √ļnico problema? Mi novia es vegetariana. En tres a√Īos, nunca la hab√≠a visto comer carne o incluso cualquier cosa que hubiera tocado carne, pero en esta ocasi√≥n, tom√≥ unas cucharadas de curry (dejando ingeniosamente la carne) y procedi√≥ a comer lo que hab√≠a en su plato.

Me qued√© muy impresionado de que se hubiera puesto los nudillos y comido, para no ofender al anfitri√≥n. En Noruega, pudo haberse salido con la suya al rechazar la comida, pero ¬Ņen una peque√Īa aldea rural en China? Talvez no.

Si sigue una dieta estricta, puede tener dificultades con ciertas partes del mundo, por lo que le aconsejo que aprenda a relajar las reglas.

4. Tapones para los o√≠dos y toallitas h√ļmedas

Siempre llevo tapones para los o√≠dos, mientras que mi novia no viajar√° sin toallitas h√ļmedas. La primera me protege de todo tipo de situaciones en las que normalmente har√≠a la postal. Este √ļltimo es √ļtil cuando nos encontramos sin agua corriente.

Averig√ľe cu√°les son sus art√≠culos imprescindibles y aseg√ļrese de estar siempre bien abastecido.

5. Preg√ļntese si prefiere estar en un escritorio de oficina.

A veces, se sentirá fatigado sin un lugar cómodo para esperar en una escala de 6 horas. Estarás hambriento, maloliente y andrajoso, y todo lo que querrás es una cama cómoda, agua corriente caliente y un televisor decente.

En momentos como este me pregunto si prefiero estar en un escritorio de oficina. ¬ŅPreferir√≠a despertarme a la ma√Īana siguiente y la siguiente y la siguiente, meterme en un tren y sentarme en un escritorio durante ocho horas?

La respuesta es invariablemente no, lo que me anima incluso en mis momentos m√°s tensos.

6. Recuerda que son solo cosas

El √ļnico percance por el que me sent√≠ realmente molesto fue cuando mi c√°mara dej√≥ de funcionar en una isla remota en las Maldivas. El paisaje deslumbrante hizo hermosas fotograf√≠as, pero todo lo que ten√≠a era un tel√©fono con c√°mara de mierda.

Me tom√≥ un d√≠a enfurru√Īarme, pero lo super√©. Perder√°s o romper√°s cosas o te robar√°n cosas, as√≠ que es importante recordar que son solo cosas. Si tiene su pasaporte y la mayor parte de su dinero, puede seguir viajando y eso es mucho m√°s importante que las cosas.

¬°Buena suerte!


Nuestro nuevo libro, Don’t Offer Papaya: 101 Tips for Your First Time Around the World, est√° disponible en r√ļstica y en Kindle desde $ 3.99.

También podría gustarte:

[ad_2]